junio 8, 2022

Cómo decorar para refrescar tu casa en verano

decoración | mobiliario | tendencias

El verano está a punto de llegar, aunque el aumento de las temperaturas ya es más que notable. Al igual que nuestra ropa se vuelve más ligera en esta época del año para contrarrestar el calor, nuestros hogares también deberían hacerlo. Esto no significa que tengas que cambiar la decoración de arriba abajo; modificar pequeños detalles es suficiente para conseguir crear un ambiente más fresco y agradable durante esta estación. ¡Apunta nuestros consejos!

Lo más importante: la simplicidad

En esta época calurosa lo más importante es evitar los ambientes cargantes. Recuerda que debes olvidarte de los tejidos pesados y los elementos decorativos innecesarios. Lo sencillo aporta más calma. Si aun así quieres añadir nuevos detalles decorativos, apuesta por objetos simples y que evoquen un estilo de vida tranquilo y relajado, como las piezas de cerámica de aire artesanal. También funcionan muy bien en esta época del año los elementos vinculados al mar (barcos, faros, conchas, estrellas de mar…).

Colores estivales

¡El azul es sin duda uno de los reyes del verano! Este tono es perfecto para la decorar en la estación cálida, ya que pone el punto refrescante a cualquier espacio. Los colores neutros como el blanco, el beige, el crema o el piedra también son opciones ideales porque no sobrecargan los ambientes. Si prefieres apostar por otras tonalidades, los toques en colores vibrantes y alegres como el amarillo o el naranja, la calidez amable de los tonos terrosos o la vitalidad de los verdes también funcionan muy bien en las decoraciones veraniegas.

Tejidos y fibras naturales

En verano olvídate de los tejidos pesados y opacos y apuesta por tejidos naturales como el lino o el algodón, que son más ligeros y refrescantes. Úsalos para renovar tus cojines, mantelería, ropa de cama o cortinas. Si tienes alfombras de pelo largo, retíralas o sustitúyelas por otras de fibras vegetales. El mimbre, el ratán, el yute… también funcionan genial en otros elementos como sillas, pufs, lámparas…

Madera

La madera también puede ser una buena aliada veraniega, siempre que se apueste por aquella de tonos más claros y acabado más natural. Puedes incorporarla en pequeños detalles o hacerte con algún mueble de este estilo, como la mesa Acapulco.

Cristal y espejos

También puedes apostar por objetos decorativos que reflejen y multipliquen la luz, como mobiliario y piezas de cristal o espejos, que además de aportar ligereza visual hacen que los espacios parezcan más grandes. ¿Un ejemplo? Nuestro práctico espejo York.

Plantas

Las plantas son casi un imprescindible en verano, ya que purifican el ambiente, elevan el nivel de humedad y fomentan la frescura, así que no tengas miedo de incorporar algunas en tu casa. Si no tienes mucha mano con ellas, también puedes disfrutarlas en estampados y motivos tropicales.

Estos son solo algunos de los trucos más fáciles para refrescar la decoración de tu casa en verano. Si estás buscando nuevo mobiliario y decoración para tu hogar, no dudes en visitarnos en cualquiera de nuestras tiendas Loft Confort. ¡Te esperamos!

#loftmagazine

Quizá te interese

¿ÚLTIMAS NOVEDADES?

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

    Mi carrito
    Aún no agregaste productos.
    Seguir viendo